El doctor Simón Dray nos ha confiado su comunicación

El doctor Simón Dray nos ha confiado su comunicación

DR. SIMÓN DRAY, EL GURÚ ANTIFLACIDEZ.

Tras casi 18 años al frente de la Clínica Francesa, el Dr. Simón Dray, también llamado “El Dr. de los famosos”, de origen francés, se ha convertido en un mago de la aguja cuya principal aportación es lograr, además de una mejor calidad de la piel, la tan ansiada reafirmación facial.

¿Cómo empezó todo?
Empecé como médico gerontólogo en 1983, en Francia. Pero me di cuenta de que tratando la salud de los ancianos la gerontología se ocupaba del interior pero no del exterior. Entonces comencé junto a mi hermano, Maurice, a realizar medicina estética en Toulousse, y posteriormente en París: fue en 1990. En el 92 abrimos la clínica Francesa de Barcelona, y más tarde la de Madrid. A ambas venimos cada semana o cada 15 días. Ahora también hay clínicas en las Islas Canarias, Almería, y fuera de España, por supuesto en París, Toulousse y también en Londres.

¿Cuál es su premisa?
La naturalidad, sin duda. El poder decir “Qué bien te veo, en lugar de: ¿Qué te has hecho?”. Soy experto en obtener no sólo una piel más vital, sino también más tensa, sólo con la aguja y sin bisturí. En definitiva, en conseguir un efecto lifting, pero sin cirugía. Para ello recurro a diversas técnicas: Mesolift, Técnica de la Corona, etc.

¿Cuál es su acierto?
El haber sido el primero en crear Mesolift, patentado por nosotros en el año 92, a base de un cóctel de vitaminas y multitud de aminoácidos y minerales. Nos dimos cuenta de que a causa del sol, tóxicos como el tabaco, la mala alimentación o el estrés, el denominador común del envejecimiento era el déficit de determinadas sustancias en la piel, como vitaminas y oligoelementos.

¿Qué destacaría de su técnica?
Conseguir un efecto lifting sin cirugía, además de aumentar la luminosidad y la calidad de la piel. El secreto está en la destreza, además de que la fórmula sea la precisa. Yo combino Vitaminas A, Ce y E, altamente antioxidantes, minerales como el zinc, el cobre, el selenio, el silicio, ácido hia lurónico y cuarenta aminoácidos. El rostro queda más oxigenado la cuperosis y los poros abiertos disminuyen y la flacidez, (el caballo de batalla de la estética), también mejora. Además, bastan tres o cuatro sesiones anuales, de media.

¿A partir de que edad lo recomienda?
Desde los 25 hasta los 80 años. Es ideal para prevenir y también para curar.

¿Cuántas sesiones?
De media, tres o cuatro al año.

¿Qué otros tratamientos se realizan en la Clínica Francesa Dray?
De todo tipo, tanto faciales, como corporales, de osteopatía, o de nutrición.

Adiós a la flacidez... ¡Sin cirugía!

LA TÉCNICA DE LA CORONA: ADIÓS A LA FLACIDEZ… ¡SIN CIRUGÍA!

El Dr. Simón Dray, de la Clínica Francesa, ha creado la “Técnica de Crownlift” o “Técnica de la Corona”, una revolucionaria forma de combatir la flacidez sin cirugía que se incluye en su protocolo de procedimientos destinados a lograr el “Lifting sin bisturí”.

¿En qué consiste dicha técnica?
Se trata de realizar pinchazos por debajo del pelo siguiendo la supuesta línea que marcaría una corona, desde la frente hasta detrás de las orejas, con el fin de reafirmar los tejidos. Se utilizan materiales de relleno, como son la Hidroxiapatita Cálcica o el Ácido Hialurónico muy reticulado. El secreto está en pinchar en los vectores tensores, tanto de músculo como de tejido, y por tanto en la dirección correcta, para asegurar así la tensión buscada.

¿Qué es la Hidroxiapatita Cálcica?
Se trata de un inductor del colágeno que ayuda a recuperar los contornos del óvalo facial. Un material de relleno bioabsorbible y biocompatible, que no provoca efectos secundarios y que no migra a otras áreas. Reduce la aparición de las líneas de expresión de alrededor de la boca (las del famoso “código de barras”), corrige las arrugas del surco nasogeniano, las del entrecejo, mejora el contorno del mentón y de los pómulos aportándoles volumen, perfila la línea de la mandíbula y corrige la nariz.

¿Cuándo se ven los resultados?
Utilizando la “Técnica de la Corona”, al instante ya hay un efecto lifting, aunque la hidroxiapatita cálcica estimula la producción del propio colágeno de la piel, aportando el volumen necesario progresivamente. Los resultados pueden durar de 12 a 18 meses, dependiendo de cada persona, de su piel y de sus hábitos de vida.

¿Cuántas sesiones?
En principio una, aunque dependiendo de cada persona podría ser necesaria una segunda sesión.

Para más información:
Balaguer Comunicación
Tlf.: (+34) 91 713 05 56
Email: agencia@balaguercomunicacion.com
www.balaguercomunicacion.com

Tags: , , , , , , ,